There's music in love, love in music, and life is all in between

Sunday, June 25, 2006

I give up on this

perhaps im just bad luck,
this story has ended before
it began. ive learned that
perhaps there is a possibility
i've given up on love.

i wondered how long would it
take for someone to love me
for me, but then maybe im
just bad luck.

i wrote the perfect love song,
and with tears for fears i tore
it up and burned it along with
my heart.

perhaps ive given up on love.
but it could be that love
gave up on me.

3 comments:

Rev. Joseph G. Steadman said...

There is a little secret about recieving what you need,and that 'is'
...drum-roll...please!

You must know that you are worthy for every good thing this life has to offer.

If you don't you will'never' recieve what is rightfully yours!

The Rev.

http://manifestationsofasoulpeeled.blogspot.com/

moonpoet said...

Habrá que creer

¿Que se puede decir del amor que los poetas, la Biblia, los filósofos o pensadores no hayan dicho ya?

Dice un cantante que me gusta: “de niño pensaba que el cielo, bajito esperaba por mi, y fue despidiéndose siempre más lejos, que un día pensé en desistir”. Ese cielo puede ser muchas cosas: la profesión, la felicidad, la vida, el éxito, el mismo Cielo del que hablan los Evangelios o simplemente el amor.

Para mi el amor ha perdido un poco de credibilidad (el de pareja). Es que es difícil. En nuestra imaginación idealizamos a la persona que creemos y esperamos como perfecta, incluso esperamos encontrarla rondando por ahí, por la tierra. Pero es muy difícil. Somos simples seres humanos llenos de imperfecciones; y como humanos, decía Terencio que nada humano nos es ajeno. Incluso las decepciones.

El error mas común, que he percibido, es creer haber encontrado el amor en el sitio equivocado. Hoy en día el amor se disfraza y muchas veces hay un interés oculto o visible, a propósito o inconciente, en nuestra búsqueda de la pareja “ideal”. Rondamos, andamos, sufrimos; y no encontramos, puesto que las vanidades, los prejuicios, el orgullo, la superficialidad o cualquiera de los males hijos de la sombra se interponen.

Nos rompen el corazón; a veces sana, otra veces sufre una herida permanente que puede curar un día, puede que no. De todas formas, pues presiento que ya empiezo a cansarte, si no es que ya estas cansada, lo importante es humanizar el amor y no desesperarse.

Al igual que una persona que conozco (pues la leo), un día pasó por mi mente la idea de meterme a sacerdote, para tener que prohibirme enamorarme; o por lo menos, prohibirme la acción de buscar el amor. Pero como comprenderás, no lo hice. No creo en esa imposición católica y no hubiese resuelto nada; y como quiera, no lo iba a hacer de todas formas.

El coro de la canción de la que te hablé al principio dice:

“…habrá que creer, en Cristo, en la Paz, o en Fidel, habrá que creer, en algo o en alguien tal vez”.

Yo prefiero seguir creyendo en Cristo y en el amor, aunque por el momento no se concretice.

moonpoet said...

Se me olvidaba, un saludo al Reverendo.

Yo se que Dios nos manda en parejas al mundo; pero hay que someterse a su voluntad para que su plan perfecto se materialice en la vida de cada quién y nos ponga en contacto con esa persona.

Aunque mi pesimismo lamentablemente no me permite practicar eso, lo creo ( por ahora de nada me vale solamente creer, pues no sirve de nada la Fe sin obras que la sustente), pero eso es tema de otro día.

he cacareado mucho hoy.